¿Cómo abrir una puerta?

 Entonces quieres abrir una puerta. Calma.A todos nos ha pasado en alguna oportunidad. Necesitas saber cómo abrir una puerta o a tu habitación vas y giras el pomo, como siempre lo has hecho y, no pasa nada:El pomo no gira y, lo que es peor: la puerta sigue cerrada y necesitas saber cómo abrirla.Entonces justo te das cuenta que te dejaste las llaves dentro de casa y el seguro puesto.Sí, lo sabemos: te quieres morir ahora mismo.Tienes que creernos cuando te decimos que entendemos perfectamente tu desesperanza.Pero como te recomendamos al principio: mantén la calma y sigue leyendo que en esta entrada te explicamos distintas formas para abrir una puerta. Antes de continuar, una nota al margen: No te sientas culpable por la olvidarte de las llaves en casa y no poder abrir la puerta.
como abrir una puerta
Entendemos que estás aquí para solventar una emergencia pues necesitas saber cómo abrir una puerta que da acceso a un bien inmueble: casa, departamento u oficina de tu propiedad y que de ninguna manera se trata de propiedad ajena.Nosotros, los autores y webmasters no nos hacemos responsables de las conductas derivadas de lo aprendido en este tutorial.Dicho eso: vamos a aprender cómo abrir una puerta.Hemos organizado los métodos por nivel de dificultad e invasividad.

Métodos para abrir una puerta

Algunas veces pasa que las puertas por algún desperfecto en el bombín de la cerradura, o por falta uso o de lubricación, se quedan trabadas y se niegan a abrir. Por eso te recomendamos que intentes una vez más girando la llave, el pomo o picaporte.Si ya agotaste todos los recursos convencionales es decir: la llave y el pomo, o si directamente te dejaste las llaves dentro de casa y no consigues empujar la llave puesta por dentro, no tienes otra opción que pasar a intentar con otros métodos.

Abrir una puerta con una radiografía

Este método es uno de los más usados a la hora de solventar emergencias relacionadas con las llaves olvidadas dentro de la casa. Es el medio menos destructivo de cómo abrir una puerta.Muchos hemos visto a algún hermano mayor o amigo hacerlo, por lo que si te has preguntado:¿Cómo puedo abrir una puerta usando una radiografía?Estas de enhorabuena.Para llevar a cabo este método necesitas una lámina de acetato o una radiografía.Debes tener en cuenta que para abrir una puerta con una radiografía la llave no debe estar pasada. Y que el éxito dependerá del tipo de cerradura y de tu paciencia.Una vez tengas la lámina o la radiografía debes:
  • Introducirla en la abertura que hay entre el marco y la puerta.
  • La idea es meter la lámina a unos 15 centímetros de la cerradura.
  • Luego ir bajando con presión mientras deslizas la lámina.
  • Cuando hayas llegado a la zona de la cerradura te costará más seguir bajando.
  • Ahí es cuando empieza el trabajo. El truco está en hacer presión (con fuerza) hasta que el resbalón (que es la pieza en forma de triángulo que se mueve al girar el pomo) ceda y la puerta se abra.

Cómo abrir una puerta con una tarjeta

Es posible abrir una cerradura usando una tarjeta de crédito, es como abrir una puerta usando una radiografía con una variante. El material de la tarjeta de crédito es menos flexible y más propenso a romperse.
como abrir una puerta con una tarjeta
La idea es utilizar la tarjeta como una palanca que deslizamos por el canto de la puerta hasta bajar el pestillo.

Abrir una puerta con una botella de Coca Cola

En ocasiones no tenemos a mano una radiografía y no queremos arriesgarnos a dañar nuestra tarjeta de crédito. En esos casos una excelente alternativa es utilizar una botella de Coca Cola para abrir una puerta. A la hora de abrir puertas las botellas de Coca Cola han resultado las mejores.
El procedimiento consiste en conseguir una botella de gaseosa plástica (vacía) y practicarle dos cortes en vertical desde la punta hasta el fondo para sacar una hoja. Con esta hoja de plástico aplicaremos el mismo principio utilizado con la radiografía o la tarjeta de crédito. Tenemos la ventaja que el plástico de la botella es más resistente sin dejar de ser flexible.

Llamar a un cerrajero

Podría sonar anticuado para algunos, o vergonzoso para otros. El caso es que si te quedaste afuera (o encerrado) gracias a una puerta cerrada debido a:
  • Cerradura dañada
  • Llave dentro de la casa
  • Pomo descompuesto (a veces estos se te quedan en la mano)
  • Una llave rota (o que tiene otra llave por dentro)
  • Que la puerta no tiene picaporte
  • O porque directamente la puerta se niega a abrir.
Si ya has intentado con todos los métodos (poco invasivos) que te recomendamos arriba, antes de pasar a los siguientes, el cerrajero es tu mejor opción. Por varias razones:Un cerrajero tiene siempre herramientas especializadas que le ayudarán a desbloquear la cerradura más obtusa y a franquear la puerta. En la mayoría de los casos, sin tener que causar daños considerables en la propiedad. Al fin y al cabo, ¿cuánto cuesta llamar a un cerrajero en este tipo de situaciones?Ten presente que algunos no trabajan si hay personas encerradas dentro del inmueble y que siempre te pedirán constancia de que la puerta cerrada pertenece a tu domicilio.

Cómo abrir una puerta cerrada usando una llave Allen

Las llaves hexagonales también conocidas como llaves Allen, son una herramienta con forma de L. Estas pueden servir para abrir una puerta.Lo ideal es conseguir una llave Allen que encaje bien en la cerradura e introducirla (como si fuera la llave de la puerta) y girarla hasta escuchar un clic.

Cómo abrir una puerta con un taladro

Este es un método para entrar muy intrusivo pues implica destruir la cerradura. Pero si estás dispuesto a entrar dañando parte de la puerta nos ponemos manos a la obra. Necesitarás:
  • Taladro
  • Varia brocas o mechas y al menos un par que sea del tamaño de la cerradura (las de 1/8 y la de 1 pulgada son las que mejor funcionan)
  • De ser posible unos lentes o careta para proteger los ojos.
como abrir una puerta con un taladro

Taladrar la cerradura para abrir

  1. Colócate las gafas protectoras y ubica el ojo de la cerradura.
  2. Consigue una broca del tamaño del ojo de la cerradura bloqueada.
  3. Comienza a taladrar la cerradura en línea recta para atravesar el mecanismo. Es importante que no desvíes la perforación pues de hacerlo eso puede bloquear más la cerradura.
  4. En la medida que taladras sentirás las clavijas o los seguros que mantienen cerrada la puerta. Perfora poco a poco. Es posible incluso que se rompa la broca por lo que debemos tener un repuesto.
  5. Cuando haya llegado al final puede retirar la broca e intentar abrir la puerta.
  6. Usa una llave Allen o un destornillador: lo debes girar como si fuera la llave.
  7. Si todo ha ido bien la puerta debe abrir.
  8. En caso contrario consigue una broca más grande (de 4 pulgadas más o menos) y procede a taladrar toda la cerradura.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *