Cómo abrir una puerta atascada

Valoración de los lectores
[Total: 4 Average: 5]

 

Las puertas no solo se cierran, también se atascan, tranquilo en esta entrada te enseñamos cómo abrir una puerta atascada.

Lo primero que necesitamos hacer antes de abrir nuestra puerta atascada es saber la causa del atasco. Aquí te vamos a enseñar cómo abrir una puerta fácil y rápido.

Por eso pregúntante:

¿Por qué se atasca una puerta?

Saber el motivo del atasco nos ayudará a aplicar el mejor método para desatascar y abrir nuestra puerta. Y es que razones para que una puerta se atasque las hay por montones.

Acá te listamos las más comunes:

  1. Oxido en el mecanismo de la cerradura y el cerrojo
  2. Óxido en las bisagras
  3. Desgaste en el cerrojo
  4. Marco torcido o desviado
  5. Puerta desviada, desalineada con respecto al marco o deformada por humedad o accidentes
  6. Bisagras desajustadas
  7. Objeto que causa obstrucción desde el interior

como abrir una puerta atascada

Una vez sabes cuál es la causa del atasco es fácil proceder. Acá te decimos qué debes hacer en cada situación para abrir la puerta atascada o cómo abrir la puerta de tu casa

.

Cómo abrir una puerta atascada por oxido en el mecanismo de la cerradura y el cerrojo

Esta es una de las más comunes.

Para saber si tu cerradura ha sido atacada por el óxido debes introducir la llave girarla y girar el pomo.

Sentirás que la llave gira con dificultad y que el pomo se traba y además emite un chirrido cada vez que intentas abrir. En ocasiones el óxido esta visible en la cerradura y queda impregnado en la llave

¿Cómo desatascar y abrir una puerta con cerradura oxidada?

Aplica lubricante en la cerradura.

Ten presente que el aceite y la grasa mecánica (que son los lubricantes más comunes) no funcionan para las cerraduras. Estos surten el efecto contrario pues recogen el sucio e impurezas. Por lo que debes utilizar polvo o espray de grafito.

Abriendo una puerta atascada por oxido en las bisagras

Si el mecanismo del cerrojo gira y se desbloquea el pestillo pero cuando empujas la puerta no se mueve, es posible se trate óxido en las bisagras.

La parte triste del asunto de las bisagras oxidadas es que si estás por fuera no podrás hacer mucho. Aunque puedes intentar con otros métodos en el que se involucre la fuerza.

Para desatascar la puerta con las bisagras oxidadas tenemos que aplicarles a las clavijas un lubricante: Los mejores son los de spray de silicona o grafito que es la elección de los cerrajeros.

como abrir un candado

Si tienes una emergencia bien puedes recurrir a cualquier aceite lubricante o algún aceite comestible como el de oliva o de coco.

Cuando hayas aplicado el aceite tienes que darle movilidad a las piezas: intenta abrir y cerrar la puerta muchas veces.

Si el problema persiste y estás seguro que se trata de óxido en las bisagras tendrás que desmontarlas.

Cómo abrir una puerta atascada por desgaste o problemas en el cerrojo

Si la cerradura no funciona es posible que el cerrojo esté desgastado o alguna pieza del mecanismo se haya salido de su sitio.

Para resolverlo puedes:

Forzar una cerradura de manera no intrusiva

Aquí puedes intentar usar la técnica de abrir la puerta con la tarjeta de crédito. O con el cuchillo. La idea es mover el pestillo lo suficiente para que podamos abrir la puerta atascada y entrar.

Si la cerradura está dañada da igual que tengas o no la llave. Curiosamente en ocasiones improvisar una llave como la llave bumping o usando unos clips puede funcionar incluso mejor que con la llave original de la puerta.

¿Por qué?

Porque estas llaves de emergencia llegan a zonas del cerrojo donde una llave normal no llega.

Forzar la cerradura directamente (intrusivo y en algunos casos hasta destructivo)

Si la cerradura está dañada y necesitamos entrar debemos desmotar la cerradura. Anteriormente te hemos explicado la forma de hacerlo. No hay ningún secreto: usar un destornillador y quitar todo.

En casos extremos: un punzón y un martillo también servirán

Abrir una puerta atascada por el marco torcido o desviado

Te parecerá curioso pero cierto porcentaje de los problemas de cerrajería no tienen que ver ni con la cerradura ni con la puerta.

A veces es el marco el elemento de la discordia:

En este caso tendrás que intentar abrirla de forma convencional: con la llave y el pomo, eso sí, aplicando algo más de fuerza. Si el atasco persiste tendrás que quitar las bisagras y la puerta para poder entrar.

Una vez abierta la puerta te conviene llamar a un cerrajero profesional que evalúe la situación y te asesore.

Cómo abrir una puerta atascada que está desalineada con respecto al marco o deformada por humedad o accidentes

La mejor forma de saber si la puerta atascada está desalineada con respecto al marco o deformada por humedad o accidentes, es observar su comportamiento a la hora de intentar abrir.

Si la puerta está torcida o abombada lo más probable es que roce con el piso o con la parte superior del marco. Esto es la que origina el atasco y es muy típico en puertas de madera para exteriores pues están expuestas a las inclemencias climáticas.

También ocurre en las puertas de interiores en lugares con mucha humedad: baños, cocinas, lavaderos, sótanos y azoteas.

Una solución sencilla pero riesgosa es empujar a conciencia, regulando la fuerza y los puntos de presión hasta abrirla. Con este método corres el riesgo de romper la puerta.

Aunque si estás afuera no hay muchas opciones para entrar. Salvo intentar desmotar la cerradura.

Si estás adentro lo mejor será desmontar la puerta: Solo necesitarás un par de destornilladores y algo de paciencia.

Aprende a abrir una puerta atascada con bisagras desajustadas

El mecanismo detrás del funcionamiento de las bisagras es sencillo:

Adheridos a la puerta y al marco por tornillos hay un par de goznes, unidos entre sí por un perno que está, a su vez, asegurado por una clavija.

Lo que sucede es que el uso constante puede hacer que alguno de los elementos de la bisagra se salga de su sitio:

Bien se sueltan los tornillos que sujetan las láminas de la bisagra a la puerta y al marco. O se desajusta el perno.

como abrir un candado sin llave

Todo eso ocasiona que la puerta se mueva con dificultad: rozando el piso, o el marco. Y en ocasiones incluso quedado totalmente apoyada contra el suelo. Eso origina el atasco.

Lo que se recomienda en esos casos es abrir tratando de hacer el menor daño posible a la puerta. Lo que puede suceder es que, ni aun quitando la cerradura logres abrir la puerta. Por lo que la mejor solución es desmontar las cerraduras y sustituirlas.

Qué hacer cuando la puerta no abre por un objeto que causa obstrucción desde el interior

Los cerrajeros, bomberos y equipos de rescate lidian a menudo con estos casos:

Una vitrina o mueble que se cae y obstruye el movimiento natural de la puerta.

Y si la puerta (y lo que haya detrás) te importa, no hay mucho que hacer: buscar una entrada alternativa y quitar el objeto que causa el atasco.

Cuando se trata de muebles o de objetos pesados que atascan la puerta todo lo que se puede hacer, si se está por fuera es empujar. Aunque no creemos quieras que se rompan tu puerta y tu objeto obstructor.

La policía derribaría la puerta. Los bomberos y un cerrajero profesional buscarían otra forma de entrar. Y es lo que te recomendamos hacer. Recuerda eso que decían los abuelos: Cuando una puerta está atascada por algún mueble caído, siempre hay una ventana abierta.

De acuerdo, los abuelos no decían nada al respecto, pero creemos que entiendes el concepto.