Cómo abrir una puerta blindada

Si estás leyendo esto es por dos posibles razones:

  1. has dejado la llave dentro de casa al salir apurado,
  2. has perdido tu juego de llaves.

Sí, no te preocupes, a todos nos ha pasado alguna vez en la vida. Por eso te preguntas como abrir una puerta blindada.

Por eso en este artículo te enseñaremos como abrir una puerta de seguridad de varias formas, las cuales han sido utilizadas por cerrajeros, expertos ladrones y hasta por el mismo Sherlock Holmes. Todas las cerraduras se pueden abrir, incluso aquellas puertas que tienen el seguro echado por dentro.

como abrir una puerta blindada

De esta forma te ayudaremos a salir del mal rato que es quedarte fuera de casa.

¿Se puede abrir una puerta blindada?

Una de las preguntas que surge al momento en que te das cuenta de que has cometido el pequeño error de dejar la llave dentro de casa o perderla:

¿Se puede abrir una puerta blindada que está cerrada?

Y la respuesta a esto, es un simple sí, toda puerta se puede abrir, incluso las puertas blindadas de las bóvedas se pueden abrir.

Esto depende claro, de la técnica que se emplee para abrir la puerta acorazada y del nivel de instrucción que tengas abriendo cerraduras, que para este caso asumimos que será un nivel cero.

Por ello aquí te mostraremos qué técnicas debes aplicar y como abrir una puerta blindada.

¿Cómo abrir una puerta blindada  con la llave dentro?

Abrir una puerta blindada usando unas Llaves Bumping

Las puertas blindadas se pueden abrir, y las llaves bumping son una buena solución.

Si quieres ahorrarte una buena cantidad de dinero, puedes decidirte por comprar un juego de llaves bumping, las cuales te servirán para abrir tu puerta y muchas otras más.

¿Cómo funciona una llave bumping?

Las llaves bumping funcionan con un principio básico de alineamiento de las agujas o pistones internos de la cerradura. Alineándose estos en el punto de corte exacto para que la cerradura pueda girar como si tuviese la llave original en el interior.

Aprende cómo abrir una puerta blindada con una llave bumping

  • Para ello, debes introducir la llave bumping en el ojo de la cerradura.
  • La llave debe entrar con completa facilidad, ya que básicamente es el mismo modelo de llave solo que con los dientes en el nivel más bajo.
  • Ahora, con un martillo u objeto que te permita golpear, preferiblemente de goma para no estropear la puerta ni dañar la llave, da varios golpes en la llave (sin doblarla).
  • Intenta girar la llave, si hace el giro completo, perfecto ya podrás abrir la puerta. De no ser así intenta girarla y golpea nuevamente, alternando entre giro y golpe, hasta que la cerradura gire completamente.

De esta forma ya la puerta estará abierta y podrás entrar nuevamente a tu casa.

como abrir una puerta acorazada

Ganzúas para abrir una puerta acorazada

Las ganzúas siempre son bienvenidas si de abrir una puerta se trata, ya sea que tenga un simple candado o sea una puerta blindada o de seguridad.

Las ganzúas son usadas por cerrajeros y maestros en el arte de abrir puertas en todo el mundo y desde muchos añas atrás en la historia.

Pero que esto no te quite el ánimo, cualquiera puede aprender a utilizar y sobre todo a aplicar correctamente la técnica para abrir una puerta con ganzúas.

Hay que aclarar que las ganzúas que usan los cerrajeros difícilmente puedes encontrarlas en ferreterías o cerrajerías, por lo que debes hacerte unas propias.

Para ello puedes utilizar par de alambres resistentes, una llave hexagonal de las más finas como palanca, hacer las ganzúas con dos clips o sujetadores de cabello.

Al momento de hacerlas, tiene que darle forma de L a una, para utilizarla como palanca y a la otra, dejarla alargada con una de las puntas aplanada y con unos 3 milímetros levantada hacia arriba.

De esta forma ya tienes tus ganzúas, ahora úsalas de la forma correcta.

Aprende como abrir una puerta acorazada con ganzúas

  • Introduce la ganzúa con forma de palanca o L en la parte baja de la cerradura, parte lisa o la más ancha.
  • Ahora con la ganzúa larga, introdúcela hasta alcanzar el primero de los pistones a abrir, luego con la punta de la ganzúa empújala en la dirección contraria.
  • Luego de ello, intenta girar la cerradura, si esta gira complemente ya podrías abrir la puerta.
  • Sin embargo, en la mayoría de los casos solo hace la mitad del giro, por lo que debes introducir nuevamente la ganzúa larga y empujar el próximo pistón y girar nuevamente.
  • De esta forma ya la cerradura debería girar y abrir la puerta sin ningún problema.

Usar una tarjeta de crédito para abrir una puerta de seguridad en caso de que no tenga el seguro puesto

La tarjeta de crédito siempre es bien recibida para abrir cualquier tipo de puerta, sobre todo en momentos que necesitas entrar de forma apresurada a tu casa, probar con la tarjeta de crédito nunca está demás.

Se recomienda usar cualquier tarjeta plástica que no sea la tarjeta de crédito, como las tarjetas de regalo, juegos o membresía.

puerta acorazada

Abre una puerta blindada con una tarjeta de crédito

  • Introduce la tarjeta plástica a unos 20 centímetros de la cerradura en la ranura que existe entre la puerta y el marco de la puerta.
  • Continúa bajando o deslizando la tarjeta hasta la altura de la cerradura.
  • Aquí deberás aplicar presión para deshabilitar la acción del resbalón (pestillo o parte metálica móvil de la cerradura que mantiene cerrada la puerta y se acciona con el movimiento de la perilla) sobre su espacio en el marco de la puerta.
  • Ahora aplica presión con la tarjeta y empuja la puerta desde del pomo con fuerza.
  • Luego de algunos empujones y presión con la tarjeta en el resbalón, la puerta debería ceder y tú por fin poder entrar así a tu departamento o casa.

Casos extremos de apertura de puerta de seguridad: Pata de cabra

Si no puedes abrir la puerta con ninguno de los métodos anteriores y aun así te resistes a llamar a un cerrajero puedes abrir tu puerta de seguridad utilizando una pata de cabra o palanca.

Para ello debes introducir la punta de la misma en el borde de la cerradura y el marco de la puerta, dar unos cuantos golpes fuertes y hacer palanca para hacer espacio entre la puerta y el marco.

Luego enfócate en el resbalón, intenta hacerlo retroceder hasta que la puerta abra.

Puedes optar por cambiar la puerta, repararla, llamar al seguro para que te coloque una nueva o mejor, llamar a un cerrajero antes de destrozar la puerta blindada.

0/5 (0 Reviews)
0/5 (0 Reviews)
5/5 (1 Review)