Cómo abrir una puerta cerrada por dentro con seguro

Siempre es bueno saber abrir una puerta cerrada, en esta oportunidad aprenderás cómo abrir una puerta cerrada por dentro con seguro.

De acuerdo, puede sonar como un desafío al principio, como una tarea imposible. Pero tienes que creernos cuando te decimos que abrir una puerta cerrada, incluso una que ha sido: cerrada por dentro con seguro, no solo es posible, en algunos casos: resulta una tarea sencilla. Incluso si se trata de abrir una puerta con la llave dentro siempre hay soluciones sencillas.

Si no pregúntaselo a tu cerrajero de confianza que es capaz de abrir cualquier puerta en tan solo minutos.

Sí, está bien, lo admitimos, nosotros simples mortales ajenos a las artes del forzaje de las cerraduras y las llaves maestras tardaríamos algo más de tiempo. Pero con las técnicas que aquí compartimos sin duda podrás abrirte paso, aunque la puerta esté cerrada por dentro con seguro.

¿Cómo abrir una puerta cerrada por dentro con seguro con una ganzúa?

Esta es la técnica clásica del forzaje de las cerraduras. De la que, además, existen muchas variantes.

El principio detrás de la ganzúa es engañosamente simple:

Introducir un objeto en el ojo de la cerradura, maniobrar hasta alinear los pines del cerrojo, luego girar nuestra falsa llave y listo: la puerta se abre. Esta técnica también sirve para abrir una puerta cerrada por fuera.

como abrir una puerta cerrada por dentro con seguro

Demás está decirlo que es la técnica favorita de los ladrones de casas y propiedades. Por eso, si vas a aplicar la técnica de la ganzúa para abrir una puerta cerrada por dentro se tiene que tratar de la puerta de tu propia casa. Y puede que, incluso así, tus propios vecinos te vean con sospecha.

Aquí te detallamos el paso a paso:

Consigue una ganzúa

En las ferreterías y tiendas especializadas en cerrajería bien puedes conseguir un kit de llaves de cerrajero. Pero sabemos que si llegaste aquí googleando: cómo abrir una puerta cerrada por dentro con seguro. Se trata de una emergencia por lo que tendremos que improvisar.

Para hacer una ganzúa bien podemos usar un pedazo de alambre dulce maleable, del que se usa en construcción. Pero también servirán: clips o sujeta papeles, una horquilla o pinza de cabello. O cualquier elemento metálico que sea lo suficientemente manipulable y fino para hacer el trabajo en el cerrojo.

La clave está en practicarle un doblez en una de las puntas al alambre para ganzuar el mecanismo de la cerradura y abrir la puerta, aunque esté cerrada por dentro con seguro. Otro dato es que debes utilizar otra pieza también de alambre pero recto para aplicar presión.

Ganzuando una puerta cerrada por dentro con seguro

  • Asegúrate que la cerradura no esté obstruida con un fragmento de llave (a veces pasa), e introduce un alambre recto para aplicar presión.
  • La idea de introducir primero un alambre recto en la cerradura es allanar el camino a la ganzúa. Por eso debes moverlo en todas las direcciones con cuidado. Presta atención, pues allí donde más movimiento notas es donde concentraras la presión con el alambre durante todo el procedimiento.
  • Ahora puedes introducir la ganzúa. La idea es que el gancho entre y esté en la misma posición donde estarían los dientes de la llave si estuviéramos abriendo la puerta con ella.
  • Entonces con los dos alambres adentro del cerrojo comenzamos a presionar.
  • El alambre recto debe hacer siempre presión en la zona de mayor movilidad que descubriste en los primeros pasos.
  • La ganzúa por su parte debe rastrear todo el interior de la cerradura haciendo siempre las veces de llave: esto es para alinear los pines o agujas de la cerradura.
  • Este anterior paso puede tardar minutos o segundos. Todo dependerá del nivel de atención que prestes al comportamiento de los pines.
  • Cuando percibas que la ganzúa ya no es obstruida por ningún pin puedes girar el alambre con el que aplicas presión en la misma dirección en la que moverías la llave.
  • La puerta se abre: y entras.

como abrir una puerta de baño atascada

Hice una ganzúa y seguí tus indicaciones pero la puerta no se abre ¿Qué hago?

A veces ocurre que no logramos alinear todos los pines de la cerradura. O que por dentro la puerta tiene un sistema de pasadores o cerrojos que dificultan la apertura.

La mayoría de las veces que el método de la ganzúa no funciona se debe a falta de técnica o de paciencia. Siempre puedes seguir intentando con otros métodos que compartimos contigo a continuación.

Otras variantes:

Abrir una puerta con un desarmador de punta plana

Si la puerta que está cerrada por dentro con seguro puesto es una puerta de chapa con cerradura de bola puedes, en lugar de una ganzúa, intentar con un destornillador.

  • Introduce un destornillador de punta plana en el ojo de la cerradura. Debe ser lo suficientemente fino para que puedan entrar y salir sin problemas.
  • Palanquea con la herramienta a la vez que giras el pomo en ambas direcciones. Este es un trabajo que se hace con ambas manos. Con una debes hacer girar el destornillador dentro de la cerradura y con la otra girar el pomo.
  • La puerta se abrirá.

Usa una llave hexagonal para abrir una puerta con el seguro puesto

Las llaves hexagonales, en L, también conocidas como llaves Allen son el sustituto perfecto a las ganzúas y destornilladores.

Las mejores medidas para trabajar con cerraduras son las de 1.5, 2 y 2.5 milímetros. O las de 1/16”, 5/64”, 3/32”.

como abrir una puerta de ropero sin llave

Si es una puerta de pomo redondo: fuerza la cerradura

Si es una puerta de interiores lo más probable es que se trate de una cerradura sencilla. La puedes desarmar con un par de destornilladores eso te permitirá halar el resorte y el pestillo desde afuera para abrir la puerta.

Bumping key

Una técnica con alto grado de efectividad a la hora de abrir una puerta o cerradura, aunque el seguro este puesto es la bumping key.

Estas llaves de Bumping son vendidas en las ferreterías, tiendas de cerrajero y en la web. Pero una bumpking key se puede fabricar limando todos los picos o dientes de una llave que encaje en la cerradura de la puerta problema hasta dejarlos convertidos en pequeños triángulos.

Una vez que tienes lista tu llave bumping casera el procedimiento es el siguiente:

  1. Introduces la llave en el ojo de la cerradura.
  2. La golpeas con un martillo o un objeto sólido.
  3. Giras la llave después del golpe.
  4. Abres la puerta.

La clave del golpe del paso (2) es que debe ser tan fuerte como para poder alinear los pines de la cerradura pero no tanto como para dañar el cerrojo. Es mejor ir calibrando los golpes y empezar suave pues si golpeas muy fuerte puedes romper la llave (dentro de la cerradura) lo que complicaría todo.

Lo bueno de está técnica es que bien aplicada no daña la cerradura ni la puerta.

Por algo es la técnica favorita para abrir puertas con seguro sin dejar rastro de los espías, detectives y de los ladrones.

Usando la fuerza bruta para abrir una puerta cerrada con el seguro por dentro

Sabemos que es una alternativa drástica pero en caso de emergencia es válido aplicar soluciones extremas. Eso sí, si planeas derribar la puerta asegúrate que del otro lado no hayan personas o animales que puedan salir lastimados.

0/5 (0 Reviews)
5/5 (1 Review)
5/5 (1 Review)