Cómo abrir una puerta con la llave dentro

Algo que suele ocurrir con mucha frecuencia es romper la llave dentro de la cerradura o dejar olvidada la llave dentro de la cerradura y cerrar. Luego esto se suele volver una tortura por no saber qué hacer. Sin embargo aquí te enseñaremos cómo abrir una puerta con la llave dentro, y salir del problema en pocos minutos.

En otros artículos hemos explicado cómo abrir una puerta cerrada con una radiografía, pero en este caso vas a tener que tener algo más de pericia.

A tener en cuenta antes de abrir una puerta con la llave en el interior

  • Si has dejado la llave puesta dentro de la cerradura, puedes abrir la puerta siempre y cuando la cerradura no este pasada, es decir que la llave del interior no este girada y solo este puesta.
  • De lo contrario no se puede abrir y tendrás que llamar a un cerrajero para que abra tu puerta.
  • Si tu cerradura es de cilindros friccionados, es decir que puede utilizar una llave dentro y fuera al mismo tiempo, bienvenido al artículo de la salvación sobre como abrir una puerta con la llave dentro.
como abrir una puerta con la llave dentro

Aprende cómo abrir una puerta con la llave dentro.

Intenta sacar la llave desde afuera

Una de las técnicas que debes conocer si tu cerradura es sencilla y no te permite girar mientras tiene otra llave dentro, es sacar esa llave desde afuera.

La primera técnica que puedes aplicar es meter otra llave (si es que la tienes) desde afuera y con la ayuda que un objeto como un martillo, un pequeño palo, el tacón de un zapato de vestir, darle un golpe seco y fuerte a la llave.

De esta forma, lo que estarías consiguiendo es sacar la llave que está en el interior con el impulso de la otra.

Si lo consigues con esta técnica genial, pero si no puedes seguir probando con la que explicaremos a continuación sobre como abrir una puerta con la llave dentro con un alambre.

Usa un alambre resistente para abrir la puerta

Intenta ahora con un alambre resistente, pasador de cabello o clips.

Tienes que tener en cuenta que debes estirarlos lo más que puedas y que deben quedar totalmente lisos.

Luego de que tengas un alambre liso y recto, puedes llevar comenzar a introducirlo en por el ojo de la cerradura.

De esta forma, intentar empujar desde la parte de afuera a la llave que se encuentra en el interior.

Aplicando presión y con algunos golpes la llave debería salir, ya que esta técnica casi siempre funciona.

En caso que la cerradura sea de cilindros friccionados (o de emergencia)

Si has dejado la llave puesta en el interior de la cerradura y sabes que tienes una cerradura de cilindros friccionados, solo debes buscar otra llave e intentar abrir desde afuera.

Esto debería ser suficiente, para poder abrirla sin ningún problema.

como abrir una puerta facil

El problema es que ¿si no hay otra llave que se puede hacer para abrir una puerta con la llave dentro?

Pues muy fácil, existen varios métodos para abrir una puerta que debes probar.

Tarjeta de crédito: El clásico para abrir una puerta

Aunque se llame de esta forma no es nada recomendable usar una tarjeta de crédito ya que corres el riesgo de estropearla y dejarla inservible. Sin embargo se recomienda usar cualquier otra tarjeta plástica, como gift card, tarjeta de juegos, de un club, de membresía o hasta una radiografía o pedazo de pastico de botella de refresco.

  • Para ello, debes de introducir la tarjeta entre la puerta y el marco de la puerta.
  • Puedes hacerlo desde una altura de 20 centímetros y comenzar bajando lentamente la tarjeta hasta la cerradura.
  • Mejor aún, si tu puerta posee un espacio considerable entre el marco y la puerta, inserta directamente la tarjeta a la altura de la cerradura.
  • Con la tarjeta lo que harás será empujar el resbalón de la cerradura hacia el interior de la puerta.
  • Y utilizar la tarjeta como una palanca, mientras le das unos pequeños empujones a la puerta.
abrir puerta llave dentro

Esta es una técnica muy práctica y funciona en la mayoría de los casos, siempre y cuando la apliques a la perfección y te llenes de paciencia para repetirla en caso de que no consigas abrirla en los primeros intentos.

¿Otra forma de hacerlo?

Llave bumping: La navaja suiza de los cerrajeros

Las llaves bumping también conocidas como llaves maestras, pueden abrir cualquier puerta independientemente del tipo de cerradura que posean.

Estas llaves son usadas por cerrajeros y no cualquier persona te venderá un juego de llaves bumping. Sin embargo puedes encontrarlas en tiendas online por un buen precio (más barato que llamar al cerrajero).

Con una llave bumping solo debes insertarla en el ojo de la cerradura y con un par de golpes el bloqueo de los pistones debería ceder.

De esta forma ya podrías abrir la puerta sin ningún problema.

¿Quieres un poco más de ayuda? Te entiendo, estás estresado/a y quieres entrar a casa, a continuación te damos alternativas.

El secreto mejor guardado de las cerraduras modernas: el cilindro de emergencia

Antes de que cunda el pánico, llames al cerrajero o, peor aún, antes de que tires la puerta o te des por vencido, debes intentar esto.

Este es un secreto de las cerraduras que pocos conocen. Eso sí, debemos advertirte que: no todas las cerraduras incorporan esta función.

No todas las cerraduras tienen la capacidad de hacer lo que te explicaremos en algunas líneas.

Y en caso te hayas quedado afuera y busques una forma de cómo abrir una puerta con llave dentro, necesitarías una segunda llave para probar este método.

cilindros multilock

¿Tienes una segunda llave a la mano? Perfecto. Obviamente, no vale otra llave, necesitamos una copia, una llave que sea de la cerradura de la puerta problema.

Si ese es tu caso no pierdes nada con intentar lo que los cerrajeros llaman: la forma más sencilla de abrir una puerta que está cerrada con llave dentro.

Toma tu segunda llave, métela en la cerradura, gírala.

Aquí podrían pasar dos cosas:

  1. Que la puerta se abra y te sientas como un maestro cerrajero experto.
  2. Que no se abra, si ese es tu caso, sigue leyendo, no nos daremos por vencidos y te brindamos otras alternativas para abrir esa puerta con llave dentro.

Las puertas que se abren aun teniendo una llave dentro incorporan un sistema de cilindros, conocidos como sistema de cilindros friccionados.

cilindro alta seguridad

Los cilindros friccionados o de doble embrague permiten introducir una segunda llave y girarla, aún cuando ya tengan una primera llave dentro.

Este tipo de cilindros son una excelente opción para abrir las puertas desde afuera cuando ha ocurrido algo por dentro.

En muchas ocasiones, cuando los cerrajeros son llamados para abrir una puerta que está cerrada con llave dentro, lo primero que hacen es ver si la puerta tiene cilindros friccionados.

En ese caso utilizan una llave maestra o una ganzúa de precisión y abren fácil.

Si en tu casa hay niños pequeños o gente bastante mayor, es conveniente cambiarse a este tipo de cerraduras de doble embrague.

Además, son bastante seguras.

En caso hayas descubierto que tu cerradura no es de doble embrague, es hora de seguir probando otras formas de abrir una puerta cerrada con llave dentro.

Si la cerradura es algo antigua

En caso se trate de una puerta con una cerradura sencilla de modelo viejo, un método que puedes poner en práctica es el de sacar la llave, es decir: empujar la llave puesta por dentro.

Todo lo que necesitarás será una sección de alambre fino o un clip previamente estirado.

como abrir una cerradura sin llave y sin romperla

Introduce el clip o el alambre por el ojo de la cerradura y empuja hasta que la llave que está adentro salga.

Esto funcionará solo en el caso que:

  • La cerradura sea del tipo sencilla, con las cerraduras de seguridad más modernas no funciona.
  • La llave no está pasada.

El método de abrir la puerta con llave dentro usando un acetato

Este es un método casi infalible para abrir las puertas con llave dentro.

El método, que era muy usado por los detectives del cine para entrar a investigar.

En la realidad, es una técnica que funciona en muchos casos, aún cuando la puerta está cerrada con la llave dentro.

abrir cerradura sin llave taladro

¿Cuándo no funciona este método del acetato?

El acetato para abrir la puerta puede funcionar en muchas situaciones, pero en otras no nos dará ningún resultado positivo.

Estos casos son:

  • Cuando la puerta está cerrada con llave dentro y la llave está pasada / girada.
  • Cuando las cerraduras incorporan un sistema de seguridad que evita que se me manipule el pestillo.
  • Cuando no hay luz o espacio entre la hoja de la puerta y el marco.

Aunque, la mejor forma de saber si funcionará es probándolo.

¿Qué se necesita para abrir una puerta con llave dentro usando un acetato?

Todo lo que necesitas es:

  • Una lamina de acetato fina y resistente.

En caso no tengas una lamina de acetato a la mano, puedes usar:

  • Una radiografía.
  • Un carnet.
  • Una sección de plástico cortado de una botella.

¿Cuál es el nivel de habilidad que se necesita para abrir una puerta con un acetato?

No se requiere ninguna habilidad técnica para abrir una puerta cerrada con llave dentro usando una lámina de acetato.

Eso sí, hay que aplicar algo de fuerza y algunos movimientos.

Si bien los cerrajeros y los bomberos pueden abrir una puerta cerrada con la llave dentro en pocos minutos.

A ti podría tomarte de diez minutos a media hora, si estás de suerte.

como intentar abrir una puerta con la llave por dentro

Presta atención a este detalle que puede ahorrarte mucho trabajo:

El secreto está en: introducir una buena porción de acetato por el espacio que hay entre la puerta y el marco y luego presionar en dirección al pestillo para abrirlo, veamos.

Abriendo una puerta cerrada con llave dentro usando un acetato

  • Toma una lamina de acetato o cualquier elemento flexible que pueda caber por la luz de la puerta.
  • Introdúcela en la luz de la puerta a unos treinta centímetros por encima de la cerradura de la puerta.
  • Desliza el acetato hacía abajo, puedes bajarlo con ambas manos o con una sola, esto dependerá en gran medida de qué tanto puedas deslizarlo.
  • El movimiento que debe hacerse no es ni muy recto ni muy fluido, lo que se busca es bajar hasta el pestillo, pero tendrás que subir y bajar y mover el acetato en ambos sentidos, con fuerza.
  • La clave está en que, a la vez que se baja el acetato, se empuje la puerta con el hombro.

Esto puede tomar varios minutos y en el 95% de los casos no funcionará en el primer intento.

Incluso los bomberos y los cerrajeros suelen abrir en el segundo o tercer intento, en el mejor de los casos. Un buen truco, puede ser abrir la puerta usando un imán.

abrir puerta con iman

Por ello no debes esperar que te funcione a la primera.

Además, eso está bien porque en la medida en que vas moviendo el acetato, la lamina se calienta, se vuelve más flexible y podrás maniobrar mejor.

Recuerda que esta es el mejor método de cómo abrir una puerta con llave dentro, pero no funcionará si la llave está pasada.

Posibles alternativas si no tienes tiempo de aprender cómo abrir una puerta con la llave dentro

Vives en una casa

Puedes intentar abrir una ventana, ir por el patio e intentar pasar por la puerta trasera.

Espera por otra persona que viva contigo y tenga otro juego de llaves para entrar en casa, luego dentro podrás quitar la llave y procurar no dejarla olvidada.

Vives en un departamento

En un departamento entrar siempre es más complicado, ya que solo hay una entrada, o al menos eso creen todos, porque siempre amigo mío, hay opciones que debes conocer.

Si tienes un buen vecino, y tus ventanas o balcón dan con las de él, puedes explicarle lo que pasó y pedirle permiso para entrar a tu departamento desde su balcón. (Luego agradécele con una comida o un vino).

como abrir una puerta con la llave rota dentro

Si tu departamento es alquilado, pues tienes un comodín, un as bajo la manga, puedes llamar a tu casero y explicarle lo que te ha pasado con el infortunio de la llave y claro, pedirle que con su copia te abra la puerta.

También es una opción, si no eres la única persona del departamento que tiene llave espera a que llegue para poder entrar.

Vives en una habitación y tienes roomie

Si este es tu caso deberías esperar o llamar a tu compañero de habitación, normalmente en una casa cada uno debería tener una llave, si es así, problema resuelto.

Por otro lado, si solo hay una llave para ambos, debes llamar a tu casero ya que este siempre mantiene una llave para emergencias, de esta forma volver a recuperar tu habitación.

5/5 (2 Reviews)
5/5 (2 Reviews)
5/5 (2 Reviews)