Cómo abrir una puerta con un clip

Valoración de los lectores
[Total: 5 Average: 5]

Cuando de abrir puertas se trata el clip es un gran aliado. Si te has preguntado alguna vez ¿Cómo abrir una puerta con un clip? Estás de enhorabuena: aquí te explicamos los mejores métodos.

No hay nada mejor que solventar una emergencia o un imprevisto en casa o en la oficina con lo que tenemos a la mano, es una técnica muy sencilla para abrir una puerta cerrada, con las herramientas mínimas y en poco tiempo.

Y las puertas cerradas con llave dentro son de las emergencias más comunes en los entornos familiares y de trabajo. A veces alguien queda atrapado adentro, a veces no. Pero siempre debemos resolver. En esta ocasión te mostraremos las mejores formas para abrir una cerradura usando un clip.

como abrir una puerta con un clip

Para abrir una puerta con un clip existen dos técnicas:

  1. Donde usamos el clip a manera de llave.
  2. Donde utilizamos el clip para forzar el pestillo o resbalón.

Manos a la obra.

Cómo abrir una puerta con un clip (usando el clip como una llave)

Este es, de los métodos de forzaje de puertas uno de los más vistosos. Es que debemos admitir que usar un objeto tan cotidiano, tan pequeño y, si se quiere, tan insignificante como lo es un sujetapapeles resulta impresionante.

Una cosa, recuerda que al hacer esto estás llamando la atención de todos a tu alrededor. Por lo que si vas a hacerlo en una puerta exterior que sea de un inmueble de tu propiedad. O si es una puerta ajena que lo hagas con autorización y, que mejor si es para atender una emergencia. Considera que entrar en propiedad privada sin autorización y forzando la puerta es un delito.

Dicho esto comenzamos:

Tienes que tener en cuenta que este método para abrir la puerta usando el clip funciona mejor si la puerta está cerrada de golpe, es decir, sin la llave pasada.

Preparando los clips:

  • Consigue dos clips o pisa papeles
  • Abre uno de los clips hasta dejarlo recto
  • Dobla una de las puntas del clip, pueden ser los últimos 4 o 5 milímetros en forma de gancho. Este será usado como llave o ganzúa.
  • Ahora toma el segundo clip
  • Ábrelo hasta la mitad y dóblalo, te debe quedar algo como una L. Este será usado como ganzúa casera. En lugar de un clip también podemos utilizar un objeto puntiagudo fuerte, que quepa en el ojo de la cerradura.

abrir una cerradura con un clip

Abriendo la puerta con los clips:

  1. Introduce en el ojo de la cerradura el clip que preparaste en forma de L, nuestra llave de tensión.
  2. Mantén la llave de tensión de forma recta y firme, empujando con fuerza hasta el fondo de la cerradura.
  3. Mientras haces presión con la llave de tensión toma el clip de llave ganzúa e introdúcelo en la parte superior del ojo de la cerradura. Este debería quedar justo por encima de la llave de tensión.
  4. Con los dos clips en posición mueve el clip ganzúa como si se tratará de la llave a la vez que lo mueves hacia arriba y hacia abajo.
  5. Debes sentir y escuchar a los pestillos cediendo y girando dentro de la cerradura.
  6. Cuando hayas sentido varios clics o cracs dentro de la cerradura es hora de probar a girar el pomo de la puerta.
  7. Gira el pomo. Y si todo te ha salido bien este cederá sin problemas. Tal cual como si hubieses abierto la puerta con una llave.

Cómo abrir una puerta con un clip forzando el pestillo o resbalón

Para abrir una puerta con un clip, jalando de forma directa el pestillo o resbalón (que es una pieza triangular que entra y sale cada vez que giramos el pomo) necesitamos:

  • Un clip.

Esta técnica funciona mejor si la puerta no está cerrada a paso de llave.

Para ponerla en práctica debes: abrir el clip hasta dejarlo recto y luego doblarlo como un gacho en forma de letra C.

abrir una cerradura

En este caso no forzaremos la cerradura por ojo. En lugar de eso ubicaremos el borde de la puerta: esa pequeña abertura que separa a la hoja de la puerta del marco en la pared. Por ahí introducimos el clip convertido en gancho. Tenemos que hacerlo a la altura del pestillo de forma tal que este quede enlazado con nuestro clip. Una vez tenemos al pestillo atrapado con el gancho en forma de C jalamos con las dos manos en dirección a nosotros.

Para abrir una puerta con un clip debes tener en cuenta que

  • Los clips pequeños y muy finos no sirven.
  • Tampoco se recomiendan lo clips que están recubiertos de plástico.
  • Cuando estés utilizando el clip para abrir usando el método de llave ganzúa y llave de tensión debes ser cuidadoso: te puedes lastimar las manos.
  • Todas las cerraduras son distintas.
  • La clave para lograr abrir una puerta está en conservar la calma.
  • Debes tener más de un clip a la mano. En ocasiones estos se van ablandando conforme intentas abrir.

Los clips pese a ser pequeñas piezas de alambre, resultan muy útiles para abrir puertas, cerraduras, candados. Lleva siempre un par contigo en la cartera, no ocupan espacio y te pueden ayudar a salir de algún aprieto.

Los principios que aprendiste aquí pueden ser aplicados a otros elementos. Un buen par de clips te puede ayudar a quitar una cadena con candado, descorrer un cerrojo, quitar una tapa.