Cómo abrir una puerta de casa

Abrir una puerta de casa cuando te has olvidado la llave dentro, o extraviado en algún sitio, siempre puede ser algo complicado. Sin embargo aquí te mostraremos cómo abrir una puerta de casa para que puedas salir del apuro y entrar a casa o a tu habitación, sin romper la puerta.

Existen varias formas en las que puedes abrir una puerta de casa, muy clásicas como la típica de la tarjeta de crédito, pasando por la tarjeta bancaria hasta la técnica del famoso McGyver. ¿No la conoces? Tranquilo, ya te la enseñamos. Nuestro artículo en donde enseñamos cómo abrir una puerta cerrada por dentro es el complemento ideal a este.

Método de la tarjeta de crédito

¿Qué necesitas?

  • Tarjeta de crédito
  • Paciencia
  • Ganas de entrar a tu habitación o casa

como abrir una puerta de casa

Advertencias y precauciones

La tarjeta de crédito está expuesta a ser dañada, por lo que recomendamos que cambies la tarjeta de crédito por un objeto con el mismo material, es decir, un carnet, DNI, una identificación de un club o sitio de juegos, lo importante es que sea plástico o PVC.

También puedes sustituir la tarjeta de crédito por un pedazo de plástico de botella de refresco o radiografía (que este en desuso).

Aplica esta técnica para abrir una puerta de casa solo en tu propiedad, ya que de hacerlo en otra casa sin el consentimiento de los propietarios podría meterte en aprietos legales, de los cuales no nos hacemos responsables.

Utiliza la técnica solo en caso de emergencia.

¿Cómo hacerlo?

  • Toma la tarjeta de crédito e insértala en el agujero que existe entre la puerta y el marco.
  • Debes calcular una altura de 15 o 20 centímetros arriba de la cerradura, para comenzar desde allí.

¿La abertura entre la puerta y el marco es de buen tamaño?

  • Introduce la tarjeta directamente entre la cerradura y el marco, haciendo palanca, en esta circunstancia sería mucho más fácil abrir la puerta introduciendo directamente la tarjeta e intentar abrirla, si no funciona continúa leyendo.
  • Cuando comiences a bajar la tarjeta debes hacerlo de forma lenta, manteniéndola firme, y aplicando un poco de presión para que no se salga al momento de que la estés bajando.
  • Ahora el momento de la verdad, cuando la tarjeta esté a la altura de la cerradura debes aplicar más presión, ya que el resbalón pondrá resistencia y tu tarea será empujarlo en dirección contrario, deslizando la tarjeta entre él y el marco o muesca que mantiene la puerta cerrada.
  • Esto te tomará un poco de tiempo, y de salirse la tarjeta no te precipites y repite el proceso.
  • Al momento de que la tarjeta tome el espacio del resbalón, debes aplicar unos empujones suaves a la puerta para que la tarjeta gane más espacio.
  • Cuando sientas que la tarjeta tomó su lugar, puedes empujar por última vez la puerta y esta abrirá, sin ningún inconveniente.

El método de los clips para abrir la puerta de casa

¿Qué necesitas?

  • 2 clips resistentes (puedes utilizar pasadores de cabello)
  • Pinza o tenaza
  • Mucha, mucha práctica.

Advertencias y precauciones

Debes tener en cuenta una cosa, esta técnica posee un grado más complejo de dificulta ya que debes practicar varias veces y con distintas cerraduras, lo que no será una ventaja ya que si lees esto puede que estés pasando por una emergencia ahora mismo.

Si la cerradura de la puerta de la casa es sencilla quizá tengas más posibilidades de abrirla.

perdida de llaves de casa

Esta técnica funciona de maravilla con candados y cerraduras simples.

Recuerda solo puedes aplicar esta técnica si vas a abrir un puerta de tu casa.

De intentar abrir la puerta de otra propiedad, ten el consentimiento y la autorización de los dueños del lugar.

¿Cómo hacerlo?

Dobla un clip y dale forma de L, este lo usarás para hacer de palanca.

El clip restante, estíralo y dobla unos 3 milímetros del extremo unos 20 grados hacia arriba, este será tu guía para levantar las agujas (parte de la cerradura que permite que esta se mantenga cerrada).

Ahora sí, abramos la puerta

  • Introduce el clip con forma de L, en la parte más ancha de la cerradura normalmente será la parte baja (por donde entra la parte lisa de la llave) coloca la parte más corta dentro y la parte larga que quede fuera para poder aplicar presión y halarlo.
  • Con el otro clip, debes introducirlo un poco más dentro de la cerradura y con la punta, deberás tantear cada una de la agujas.
  • Estas siempre vienen de arriba hacia abajo, por lo que debes aplicarles fuerzas contrarias.
  • La idea de esto, es que puedas alinear cada una de las agujas hasta arriba para que la cerradura se libera y puedas girar la perilla o pomo.
  • Sin embargo, tienes que desbloquear cada una de las agujas, te tomará bastante tiempo, pero si lo logras hacer, podrás abrir casi cualquier cerradura.

Método McGyver para abrir esa puerta de tu casa

¿Qué necesitas?

  • Hilo dental
  • Hoja de papel, preferiblemente de libreta escolar.
  • Una aspiradora con cable largo (puede ser cualquier tipo de cable largo)

como abrir una puerta de casa sin llave

Advertencias y precauciones

  • El método McGyver para abrir una puerta de casa solo funciona con algunos tipos de cerradura, preferiblemente de pomo redondo o pomo horizontal plano (de los que abren empujando hacia abajo)
  • Es un proceso bastante tedioso.
  • Requiere varios intentos, no eres, ni somos McGyver para hacerlo al primer intento.
  • Recuerda solo hacerlo en tu propiedad, casa o habitación.

¿Cómo hacerlo?

  • Toma el hilo dental y amárralo en la hoja de papel, si la hoja tiene un agujero prefabricado, excelente amárralo de allí, si no hazle un agujero y un buen nudo.
  • Ahora debes introducir el papel por la parte superior de la puerta. Sí, entre el espacio del marco y la puerta.
  • Estira el hilo dental para que el papel pueda caer hasta la parte baja de la puerta.
  • Toma el papel, que se asoma por la abertura y hala con cuidado el hilo dental.
  • Quita el nudo del papel y toma el cable de la aspiradora (o cualquier otro que sea largo) y amárralo al hilo dental.
  • Importante: no debes hacer el nudo en la punta, tienes que hacerlo en la mitad del cable, de modo que entre el cable dos veces al pasar por debajo de la puerta.
  • Empuja el cable por debajo de la puerta y comienza a jalarlo con el hilo, este paso debes hacerlo con cuidado, para que el hilo no se rompa, de lo contrario deberás empezar nuevamente.
  • La idea es poder llevar el cable sobre la cerradura y enganchar el pomo en él.

¿Lo lograste? Puede llevar varios intentos, no te preocupes.

  • Ahora que el cable esta sostenido por la cerradura (en caso de ser circular), estira cada punta a un extremo de la puerta y comienza halar el cable de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, esto con la idea hacer girar el pomo.
  • Para ayudarte puedes empujar la puerta y mover en cable al mismo tiempo, luego de varios intentos podrías abrirla sin problemas.

En caso de que tu perilla tenga forma plana y sea horizontal (de las que abren hacia abajo) será mucho más fácil.

  • Solo debes de sujetar la perilla con el cable y que este esquinado, para al halarlo poder abrir la puerta.
  • Aquí debes aprovechar un intento o sino debes volver a enganchar el cable en la perilla.
  • Al tirar el cable hacia abajo, la perilla bajará y justo en ese momento debes empujar la puerta para poder abrirla.

Buena técnica, ¿no? Procura hacer buen uso de ella y sálvate o sálvale el día a alguien.

Recuerda que debes intentarlo varias veces, no siempre saldrá a la primera.

0/5 (0 Reviews)
0/5 (0 Reviews)
5/5 (1 Review)