Cómo abrir una puerta de perilla

Si has estado en la situación de quedarte encerrado fuera de tu casa o de tu propio cuarto, porque a alguien se le ocurrió pasar el seguro y dejar la llave adentro, pues de seguro te habrás preguntado cómo abrir una puerta de perilla.

Para ello necesitarás unas pocas herramientas comunes que puedes conseguir hasta en tu propia billetera o mochila.

Pero antes de que aprendas como abrir una puerta de perilla o una puerta atascada presta atención a lo siguiente.

Reconoce el tipo de perilla

Básicamente existen dos tipos de perillas que puedes encontrar en casa, las de perilla con agujero para llave, con seguro de presión o torsión en la parte trasera, o perillas con sistema de seguro en la parte trasera pero sin agujero para llave, por lo que traen un pequeño agujero redondo en caso de emergencias.

como abrir una puerta de perilla

 

También hay perillas de seguridad, electrónicas y doble pasador, si tu perilla es una de estas, lo más recomendable es que llames al cerrajero para que puedas abrir la puerta.

Formas de abrir una puerta de perilla

Abrir una puerta con una tarjeta de crédito

Esta técnica puedes utilizarla cuando es una puerta de perilla, igual a las de habitaciones interiores, que solo poseen un resbalón.

Deberás tener en cuenta que tu querida tarjeta corre el riesgo de ser partida, por lo que es mejor utilizar una tarjeta de juegos o de club.

  • Toma la tarjeta e introdúcela entre la puerta y el marco, a unos 15 o 20 centímetros de la cerradura.
  • Comienza a deslizar la tarjeta con suavidad y aplicando presión.
  • Al llegar a la altura de la cerradura, debes prestar atención pues la tarjeta se pondrá un poco dura, y deberás seguir aplicando presión hasta que el resbalón retroceda ante la tarjeta.
  • Luego con un movimiento de palanca con la tarjeta hacia la perilla, el resbalón permitirá que la puerta se abra.

Usar una llave Allen para abrir una puerta de perilla

Si te preguntas cómo abrir una puerta de perilla puede ser abierta con una llave Allen, pues no te preguntes más, que a continuación te explicamos que tipo de perillas podrás abrir y cómo hacerlo.

Las perillas que pueden ser abiertas con la ayuda de una llave Allen son aquellas que poseen un agujero en el centro del pomo.

Para esto debes disponer de al menos un par de llaves Allen para encontrar una que entre por el agujero y calce con el interior de la perilla.

  • La llave Allen tiene forma de L y debes asegurarte de introducir la parte más larga de esta por la perilla.
  • Luego de que entre y sientas que la llave hizo clic, significará que ha calzado con la cerradura.
  • Por ultimo solo deberás girar la llave Allen con un movimiento contrario a la agujas del reloj y luego en movimiento horario, con esto la puerta debería de abrir sin ningún problema.

Pues fueron diseñadas de esta manera para poderlas abrir en caso de emergencia.

como abrir un candado con un pasador

Botella de plástico para abrir una puerta

Con una botella plástica también es posible abrir una puerta de perilla y aunque pocos crean que es posible hacerlo, es una forma práctica de abrir una puerta en caso de emergencia.

Para esto solo necesitarás de una botella plástica y una tijera o navaja para picarla.

Al cortarla debes hacerlo de forma vertical, de modo que quede una hoja plana y larga la cual podrás utilizar para abrir posteriormente la puerta.

  • Con el pedazo de botella en tus manos, introdúcela por la hendidura que queda entre la puerta y el marco.
  • Luego comenzar a bajarla, hasta llegar a la cerradura y aplicar presión, de forma sutil.
  • Al igual que con la tarjeta de crédito debes aplicar presión al enfrentar al resbalón, también dar pequeños empujones a la puerta para que se cree el espacio para que el plástico de la botella se interne entre el resbalón y el marco.

De esta forma la puerta se abrirá y podrás recuperar todo lo que estaba dentro de la habitación.

Usar un cuchillo para abrir una puerta de perilla

Otra técnica que puedes aplicar para abrir una puerta de perilla, es utilizar un cuchillo de cocina.

Debes tener en cuenta, que esta técnica se utiliza solo cuando el ojo de la cerradura es algo ancho y deberás utilizar un cuchillo con la punta fina.

La efectividad de esta técnica depende mucho de la calidad de la cerradura, ya que funciona con regularidad en puertas interiores que solo poseen un resbalón de seguridad.

  • Para abrir una puerta de perilla con un cuchillo, debes introducir la punta del cuchillo en la muesca para la llave.
  • Luego girarla como si de una llave se tratará, si el cuchillo puede empujar las agujas y alinearlas, la puerta cederá y podrás entrar.

Esta técnica es un poco riesgosa ya que de aplicar mucha presión puedes romper la cerradura.

tutorial como abrir una puerta de perilla

¿Estás dentro y te quedaste encerrado? Tranquilo, hay solución para abrir la puerta y siempre funciona.

Si estás atrapado dentro de la habitación y la puerta de perilla se ha quedado trabada, siempre hay una forma de solucionarlo.

Ya que las perillas han sido diseñadas para poder desarmarlas desde dentro.

Solo necesitarás un pedazo de metal, lapicero de tinta, o un objeto de plástico que sea resistente, también puedes apañarte con un clip o cortaúñas, si cuentas con la llave que trae la cerradura para desarmarla, mucho mejor.

  • En el cilindro que conecta al pomo con la puerta, podrás observar un pequeño agujero, en este se encuentra una pequeña abertura.
  • Cuando la localices deberás introducir algo fino, como el clip, o la parte final de un cortaúñas y empujarla hacia adentro.
  • Esto te permitirá retirar la perilla de la puerta y posteriormente poder liberar la parte circular aplanada que mantiene al cilindro estable en la puerta.
  • Esta última podrás quitarla girando, ya que es una rosca y funciona como una especie de tuerca.
  • Luego tendrás acceso a todo el cilindro, y no te asustes solo deberás terminar de sacar tres tornillos con la ayuda de una tarjeta de crédito o con el cortaúñas.
  • Así solo deberás empujar todo el cilindro, con un golpe seco preferiblemente.
  • Por último, con la mano podrás jalar hacia dentro el resbalón y de esta forma salir de la forma más fácil.

Este proceso no suele durar ni 5 minutos, además es efectivo. Si no te gusta la idea también puedes intentar quitar las bisagras de la puerta.

0/5 (0 Reviews)
0/5 (0 Reviews)
5/5 (1 Review)